Desde la entrada en vigor del programa conocido como «impostos cero no rural», la compra de fincas y la agrupación de parcelas rústicas se benefician de una exención fiscal.

Este programa surge con el objetivo de mejorar la base territorial de la multitud de explotaciones agrarias y forestales repartidas por toda la Comunidad.

Dos son las exenciones principales vinculadas con la compra y venta de fincas rústicas en Galicia. Por un lado, ningún comprador tiene que abonar el tributo de transmisiones patrimoniales al adquirir un terreno. Este tributo, antes de la entrada en vigor del programa, equivalía al 10 por ciento del precio de la propiedad.

Por otro lado, cualquier comprador también está exento de pagar el impuesto de actos jurídicos documentados, que grava las escrituras notariales.

En VendoFinca.es queremos ayudar a los miles de propietarios de terrenos a que puedan realizar de una forma mucho más sencilla el proceso de compra y venta de una finca rústica.